Entrevista

Conavim hará frente a la violencia de género

Un nuevo impulso a las políticas públicas y propuestas legislativas parece avanzar sobre temas que atañen a las mujeres y hombres del país: la lucha frontal por la erradicación de la violencia contra niñas y mujeres, la no criminalización del aborto, el derecho a una maternidad voluntaria y más.

Al menos 6 de cada 10 mujeres mexicanas han padecido algún incidente de violencia.1 Casi la mitad de las mujeres ha sido víctima de violencia sexual y nueve mujeres son asesinadas al día. Tan sólo de enero a noviembre de 2018 el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública contabilizó 786 carpetas por feminicidio en el país.2

En este sentido, uno de los avances obtenidos en materia de erradicación de la violencia contra las niñas y mujeres es la aprobación de un decreto para que el feminicidio sea considerado un delito grave y amerite prisión preventiva. Esto según lo establecido por el Congreso de la Unión como parte de la atención a la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) con el fin de fortalecer los mecanismos de defensa, erradicación y tipificación del delito.

Y, sobre el tema de la no criminalización del aborto y el derecho a una maternidad voluntaria, tenemos que entre 2002 y 2016, la causa de muerte específica de 624 mujeres fue por abortar.3 Según información del Grupo de Información en Reproducción Elegida, en su estudio Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016 reportó que 9.4 millones de mujeres de 15 a 49 años dijo haber estado embarazada en los últimos cinco años, y, de estas, poco más de un millón dijo haber tenido al menos un aborto.4

Sin embargo, se presentan varios trabas para tener acceso al aborto legal y seguro. Aunque en el país existen diversas causas para poder interrumpir legalmente el embarazo, estas se obstaculizan y llegan a criminalizarse; por ejemplo, en 2017 el estado con la tasa más alta en delitos de aborto contenidos en averiguaciones o carpetas de investigación fue Baja California, con 4.1 %; le sigue Baja California Sur, con 3.5 %; y, en tercer lugar, Morelos, 2.2 %. En contraste, la Ciudad de México ocupó el cuarto lugar en la tasa de averiguaciones por dicho delito pese a ser la única entidad en la que el aborto a libre voluntad, antes de la semana 12, no está criminalizado.5

De 2013 a 2015, el INEGI registró que 126 mujeres fueron recluidas en centros penitenciarios por el delito de aborto en el país.6

Por ello es relevante fortalecer el estado de derecho y la atención que garantice el aborto a las víctimas de violación.

En 2016 el gobierno mexicano reformó la NOM 046 para que las víctimas de violación no tuvieran que presentar una denuncia para acceder al servicio de aborto y las niñas menores de 12 años pudieran acudir con la compañía de un tutor, sin que fuera forzosamente la madre o el padre, pero en el país esta normativa aún no se cumple cabalmente.

Ante la contribución inminente hacia la cuarta transformación de la vida pública en el país, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) asumirá el papel relevante que corresponde para ocuparse de esas y otras semejantes tareas. En voz de su nueva titular, María Candelaria Ochoa, “la Conavim proporcionará los lineamientos para atender, prevenir y sancionar los delitos, y así lograr erradicar la violencia contra las mujeres’’.

Por estos temas y más en voz alta entrevistó a la recién nombrada titular de la Conavim quien nos explicó el trabajo a realizar de manera urgente frente a dichas problemáticas.

María Candelaria Ochoa. Foto: Rosa Martínez, 2019

¿Nos podría explicar los ejes estratégicos del plan de trabajo al frente de la Conavim?

Lo primero es atender la vida y seguridad de las mujeres. Es muy importante que entendamos y comprendamos a nivel nacional que las vidas de las mujeres no son prescindibles y que actualmente los feminicidios son una alerta que debería estarnos preocupando a todas y a todos y que, como gobierno federal, estamos encaminados en esa tarea. El tema del feminicidio es importantísimo atenderlo y también el tema de los Centros de Justicia. Estos son los dos temas pilares.

Además, tenemos otro asunto que es el Programa Nacional contra la Violencia y el Banco Nacional de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las Mujeres (Banavim) y es importante tenerlo actualizado para realizar una buena política en materia de prevención, atención, erradicación y sanción de la violencia contra las mujeres.

En materia del Banavim hemos tenido una reunión con el maestro Felix Santana Ángeles que nos convocó a la Secretaría de Gobernación (Segob), y a todos los bancos estatales, con el compromiso del Banavim para acuerdos muy concretos y tener datos fidedignos, certeros, actualizados de la violencia contra las mujeres. No todos los bancos estatales están funcionando como quisiéramos y por ello vamos a firmar un acuerdo con todos los estados para que haya un buen registro nacional.

 

Considerando y exponiendo brevemente la condición y el panorama para la mujer en el país con respecto a su derecho a decidir su maternidad, ¿de qué manera coadyuvará la Conavim para que las mujeres puedan ejercer libremente ese derecho?

Nosotros tenemos denuncias de alerta de violencia de género por agravio comparado y es muy importante que se aplique la Norma 046 como un derecho de las mujeres.

Nosotras hemos reiterado nuestra postura de respeto a la Norma 046, pero también es necesario reiterar las posibilidades de despenalización del aborto como se ha manifestado tanto por la Segob como por todo el Gabinete, porque es importante que tengamos esta Norma establecida y que sea respetada por todos los centros de salud y todas las figuras que intervienen en la materia.

 

Al día de hoy, ¿qué tan garantizado está este derecho y qué tanto se espera avanzar a nivel nacional?

 Por estado no tenemos este dato, pero sí tenemos el agravio comparado como una figura que recibe la Conavim y que está atendiéndola lo mejor posible. Por ejemplo ahora tenemos 18 estados con AVGM y 13 solicitudes, por lo que prácticamente podríamos decir que el país completo está en AVGM.

 

¿Cómo garantizar la atención a la salud y la no criminalización del aborto? ¿Se prevén algunas medidas específicas para lograr este propósito?

A los primeros días de haber tomado el cargo estamos haciendo una evaluación de la Alerta y estamos proponiendo un plan nacional por la vida y la salud de las mujeres, y además proponemos que las alertas de género tienen que ser evaluadas y contar con seguimientos puntuales.

Esto porque se han convertido en una acción cotidiana y necesitamos que tengan una nueva perspectiva para considerarlas verdaderamente una emergencia. La AVGM debe considerarse una emergencia y atenderse no solamente con medidas de prevención, que son importantes, pero estas deben ser permanentes y los gobiernos las deben tener por permanentes. La AVGM es una acción de emergencia y así la debemos entender.

 

¿Existe algún proyecto para garantizar la no criminalización del aborto?

Nosotros hacemos un llamado para respetar la Norma 046. Creo que el tema de la criminalización lo viven las mujeres más pobres, con menos redes sociales, y me refiero a sus círculos sociales, a sus compañeros de vida, sus familias. Y encontramos que prácticamente las mujeres enfrentan sola estas condiciones del aborto y además la criminalización.

Lo que hoy tenemos en el país son los estudios y las denuncias que se han enfocado solamentehacialas mujeres con menos recursos económicos, pero también con menos recursos en sus entornos sociales. Así que la atención es precisamente para que puedan acudir a esta Norma 046 como un derecho.

 

Con respecto al derecho a decidir la maternidad, ¿también se prevén cambios a las legislaciones y de política pública?

En ese sentido, entiendo que lo va a plantear la Segob. Yo espero que se despenalice y que, igual que en la Ciudad de México, las mujeres puedan ejercer ese derecho a nivel nacional.

 

¿Conavim también coadyuvará a nivel nacional?

Bueno, es que nos corresponde precisamente la vigilancia de la Norma 046, por ello creemos que es muy importante en casos de violación. Nosotros tenemos que garantizar que la norma sea accesible para las mujeres, que los gobiernos de los estados la implementen y que no existan trabas. En materia de despenalización nosotros acompañaremos esta propuesta de la Segob.

 

¿Cuáles son los retos y las necesidades fundamentales para que, desde la Conavim, se logre transformar la situación de violencia que actualmente lacera a las mujeres y niñas en el país?

El reto más importante es que no maten a las mujeres, que no las asesinen. Las vidas de las mujeres no son reemplazables. No es “matamos a una y tenemos una de repuesto”, no existe eso y eso es algo que tenemos que comprender.

Por otro lado, yo siempre he dicho y enfatizo que las mujeres somos el 52 % de la población que está siendo violentada por el otro 48 % de la población. Y que ese 48 % son amigos, compañeros, padres, esposos, hermanos, hijos, y que de eso tenemos que alarmarnos. Así como las mujeres estamos también comprometidas con erradicar la violencia contra las mujeres, necesitamos el compromiso de los hombres para erradicarla.

 

¿Se prevén cambios a las legislaciones y de política pública?

Eso pretendemos, estamos en el diseño de las mismas y queremos presentar iniciativas a las diputadas y a las senadoras en materia de alerta de violencia de género porque esta tiene que ser más ágil y expedita. Es muy importante que se recorten los tiempos. Debemos conseguir que la AVGM sea medible y cuantificable también en términos de los resultados que se obtienen.

Sucede que las alertas de género se han vuelto una acción cotidiana y se les resta importancia al tenerlas, por ejemplo, en el Estado de México van casi cuatro años con AVGM y no podemos permitirnos eso sin resultados. No podemos permitir que la violencia y los asesinatos de mujeres se normalicen.

 

Precisamente hablando de adquirir conciencia, ¿de qué manera es posible contribuir al cambio de paradigma social que hoy parece la normalización de las condiciones de injusticia, desigualdad, la criminación y la violencia contra mujeres y niñas?

Un asunto al que se ha referido el presidente (Andrés Manuel López Obrador) es a la reinstalación del Sistema Nacional de Búsqueda, respecto a éste mencionó: “entiendo y comprendo a las mujeres que han perdido a sus familiares”. Y ahí había muchas mujeres que han perdido a sus hijas, a sus hermanas y a sus compañeras por feminicidios.

Entonces esa es la misma estrategia que nosotros estamos implementando; o sea, el tema de asesinato de mujeres no debe ser normalizado, debe estremecernos a todos. Entonces, sí necesitamos proteger la vida de niñas y de mujeres como una acción prioritaria de este gobierno.

 

¿Conavim trabajará campañas a nivel de los gobiernos estatales o también se prevé con gobiernos municipales?

Nosotros tenemos directamente el tema de las alertas y los Centros de Justicia con los estados. Las declaraciones de AVGM son emitidas en ciertos municipios, no son en todo el estado, sino en ciertos municipios; por ejemplo, en Puebla están en 50 municipios, en Jalisco en 12, en Sonora tenemos uno.

La idea es también vincularnos con los municipios porque, insisto, el tema de la violencia contra las mujeres es un problema de los tres niveles de gobierno, de los tres órdenes de gobierno: de los municipios, de los estados y de la federación.

María Candelaria Ochoa. Foto: Rosa Martínez, 2019

Pero también de los tres poderes del gobierno: el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial. Necesitamos hacer esa sinergia para que verdaderamente cumplamos con los objetivos que se propone la Conavim. Hay que trabajar con el poder judicial, entregarles buenas carpetas de investigación para que ellos puedan sancionar a quienes delinquen.

En el caso de feminicidio, hay que hacer una vinculación también para capacitar a jueces y magistrados, y también en el ejecutivo, pues tenemos que trabajar mucho con los gobiernos de los estados para que se comprometan con la Alerta de Género que no solamente es poner un foco en la calle sino también integrar carpetas por feminicidio y llevarlos a los jueces.

Y en el caso del legislativo implementar reformas que podamos impulsar para las alertas de género, fortalecer los Centros de Justicia, fortalecer a la propia Conavim porque es una comisión muy pequeña, 40 personas, que tienen un trabajo nacional.

El reto es grande pero estamos aquí con muchas ganas de transformarla, de que la Conavim ya no vuelva a estar ausente, de que sea una comisión presente y también pretendemos ser un canal muy importante para la sociedad, pero también para los gobiernos.

 

En su opinión, ¿el incremento de casos de violencia y feminicidios se ha potencializado en los últimos sexenios, digamos en las últimas dos décadas, o no era visible? ¿A qué se debe tanta violencia contra las mujeres?

 Lo primero que hay que reconocer es que la violencia cada vez es más extrema, también cada vez es más visible. Esas dos cosas son muy importantes, pero por otro lado hace 10 años, cuando sucedían todos los asesinatos en Ciudad Juárez, se detonó el tema del feminicidios.

En un diagnóstico primero, se obtuvo que familiares hombres, eran quienes mataban a las mujeres, pero hoy nos damos cuenta que también sucede un fenómeno distinto o un fenómeno que en ese tiempo no se tenía: el crimen organizado. Por ello queremos vincularnos con la Secretaria de Seguridad Pública, porque es un tema que nos rebasa como Comisión y que tenemos que atender.

Lo que hicieron los gobiernos federales anteriores fue criminalizar a las mujeres y ahora tenemos que evitar esa criminalización, también tenemos que ser conscientes de cómo interviene el crimen organizado en este fenómeno y tratar de no criminalizar a las mujeres.

Yo creo que el tejido social está muy deteriorado y si pensábamos que la familia era una red muy importante de afecto, cariño y amor, lo que hoy tenemos es que no es así y es el tejido social que se debe fortalecer en la familia, pero también en el resto de la sociedad.

Muchas veces vemos en la calle a parejas que se están maltratado y no existe ninguna autoridad que intervenga. Yo creo que esa es la parte que no se ha comprendido, que la violencia deteriora las relaciones sociales y deteriora el tejido social.

Si en la familia aprendemos el respeto, también aprendemos a no respetar. Si en la familia aprendemos la honestidad, desafortunadamente así se aprende la deshonestidad. Si en la familia aprendemos la violencia, también en la familia podemos aprender la no violencia o a no violentar.

Por ello tenemos que fortalecer toda una cultura que posicione las relaciones familiares como importantes para la vida de los niños, las niñas y de las personas mayores.

 

¿Cuál es su perspectiva sobre Conavim y hacia el futuro que se dirige?

Considero que el trabajo de la Conavim es muy importante y que debe ser muy destacado. Nos han dado una gran responsabilidad y la vamos a llevar a cabo hasta donde nos dé la capacidad, la ley, la norma. Queremos que esta Comisión haga bien su trabajo.

Tenemos una propuesta de reforma legislativa, una propuesta de mejor atención a las alertas de violencia de género, una mejora a los Centros de Justicia; algo que considero relevante es proponer en la ley una homologación del delito de feminicidio, pues no tenemos en todos los estados esa homologación que reconocen el feminicidio como un delito.

Afortunadamente ya se integró en el Código Penal Federal que el feminicidio es un delito que necesita prisión preventiva oficiosa, pues no estaba así estipulado y es muy importante ese logro, antes dejaban ir a los responsables y no se tenían sanciones.

La prisión no siempre es lo mejor, pero se requieren sanciones para aquellos que matan a su compañera, amiga, novia, madre, hija, hermana, y más, deben tener una sanción. Estoy segura de que cuando se tengan estas sanciones también disminuirán los delitos contra las mujeres porque sabrán que no habrá omisión, que no habrá negligencia y que no habrá impunidad.

En el caso de Jalisco y las denuncias, que es el caso que más conozco pues de ahí vengo, se tiene una mínima cantidad de procesados por feminicidio y de enero a la fecha se tienen tres carpetas integradas como feminicidios, pero imagínense eso a nivel nacional, cuando hay miles de casos de feminicidios. El problema es que no se investigan como feminicidios, por eso los protocolos se atienden como homicidios, parricidios, etcétera.

Por eso cuando el protocolo de alerta de género dice que cualquier muerte violenta de mujer se debe atender e investigarse como feminicidio, tenemos que homologar ese protocolo para que se investiguen ese tipo de delitos como tal aunque después de las investigaciones se descarten. Y espero que esa homologación sea pronta y para ello tomaremos medidas.

 

1 Véase “La violencia contra las mujeres no es normal ni tolerable”, disponible en <http://www.onu.org.mx/la-violencia-contra-las-mujeres-no-es-normal-ni-tolerable/#_ftn2&gt;, fecha de consulta: 18 de abril de 2019.

2 Véase “Víctimas de Delitos del Fuero Común 2018”, disponible en <http://secretariadoejecutivo.gob.mx/docs/pdfs/nueva-metodologia/CNSP-V%C3%ADctimas-2018.pdf&gt;, fecha de consulta: 18 de abril de 2019

3 Véase “El aborto en México: ¿Qué nos dicen los datos?”, disponible en <https://www.animalpolitico.com/el-foco/el-aborto-en-mexico-que-nos-dicen-los-datos/&gt;, fecha de consulta: 18 de abril de 2019.

4 Véase “Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares”, disponible en <http://internet.contenidos.inegi.org.mx/contenidos/Productos/prod
_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/nueva_estruc/702825095055.pdf>, fecha de consulta: 18 de abril de 2019.

5 Véase “El aborto en México: ¿Qué nos dicen los datos?”, op. cit.

6 Véase “Banco de indicadores”, disponible <http://www.beta.inegi.org.mx/app/indicadores/?ind=6200032453&gt;, fecha de consulta: 18 de abril de 2019.