Maternidad, ¿derecho u obligación?

Deniss Paola Díaz

La maternidad es un conjunto de responsabilidades que propician un cambio radical de prioridades en la vida de la mujer.Una madre me comentó que a partir de serlo jamás se terminan las preocupaciones por un hijo; yo he podido corroborar que es así, aunque cada cabeza es un universo de ideas diferentes.

La maravillosa sensación que produce en el vientre el crecimiento de una vida, el privilegio de alumbrar a un nuevo ser, el cariño tan grande que causa esa pequeña persona… no es un anhelo compartido por todas las mujeres.En mi entorno conozco numerosas ideas e historias al respecto, veo como hay mujeres que desean con el alma ser madres pero no cuentan con ese “derecho” biológico; por el contrario, observo otras que hicieron lo posible para perder la criatura que llevaban en su vientre (de manera ilegal) y que reniegan de su “derecho” a ser madres, y unas más que por decisión propia le dijeron “no” a la concepción.

¿Cuál es la diferencia entre derecho biológico y derecho social?El universo, la naturaleza, nos otorgó a las mujeres el privilegio, la responsabilidad, la tarea de ser madres y brindar un espacio dentro de nuestro ser para dar origen a una nueva vida, aunque haya quien prefiere reservarse ese “derecho”.

No celebro el aborto, pero mucho menos consiento que haya quien traiga una persona al mundo para tenga una vida de desatenciones que probablemente la orille a conductas antisociales; a pesar de que es motivo de desaliento,debemos asimilar esta realidad. Además, el hecho de que no se apruebe el aborto no significa que dejará de existir esa situación. Aún más, que se mantenga como “tabú” sólo ha causado que se lleve a cabo de manera clandestina, en circunstancias nada favorables para la salud.

Tengo derecho de ir a la escuela, pero no quiero hacerlo; tengo derecho a informarme, pero no lo hago por voluntad propia; tengo derecho a libre tránsito, pero no quiero salir; tengo derecho a participar de manera directa o indirecta en las decisiones políticas y administrativas de mi país, pero no quiero formar parte de ningún gobierno.

¿Todas estas opiniones que se niegan un derecho deberían ser juzgadas?, ¿por qué debe ir a prisión una persona por negarse a su derecho? Al final de cuentas también se tiene derecho a la libertad de pensamiento.