Consolidar el partido, recuperar el ideario, demanda del Movimiento Regeneración Nacional

Rosa Marínez

¡Ya basta! Fue la proclama que de fondo motivo la esperanza y que impulsó la transformación de la vida pública del país. La cuarta transformación está en curso porque las mujeres y hombres libres y conscientes así lo decidieron y acudieron a votar en 2018, y no se equivocaron. Ellas y ellos están convencidos de lo que no quieren repetir, tolerar e ignorar más. El movimiento de regeneración nacional avanza: “No al retroceso ni al viejo régimen corrupto. Sí a las causas justas y a la democracia”.

Las legisladoras y los legisladores de este renovado gobierno laboran arduamente desde el Congreso de la Unión para contribuir, impulsar y hacer posible el Proyecto de Nación que propuso el líder moral del Movimiento Regeneración Nacional (morena), Andrés Manuel López Obrador desde su campaña a la presidencia.

Sin embargo, en morena la formación de nuevos cuadros es indispensable y prioritaria al interior del partido, y para ello es indispensable la capacitación continua, el fortalecimiento de sus dirigentes, la formación política y democrática de sus bases y sus militantes.

Nadie ignora que al interior del partido existen diferencias insoslayables que confrontan a sus dirigentes, y con ello está en riesgo la existencia del partido. Pero no debemos olvidar que fue el movimiento social y comunitario el que logro darle vida al atender sus principios.

La revisión y el análisis de los documentos fundacionales, el ideario político y democrático del movimiento-partido son exigencias que hoy demandan recomponer y reformular las estrategias, así como configurar el camino de paz que el movimiento social y la población del país requieren.

Recordemos que los adversarios están afuera, que de ellos nos libramos, y sin embargo no bastará con detener sus embates. Esperan retornar reforzados, con sed de poder, con ganas de imponer su yugo, de desquitar su ambición y continuar el saqueo. Eso no nos lo podemos permitir.

Sin duda es importante engrosar las filas, visibilizar e integrar a las mujeres en la lucha igualitaria y en paridad de oportunidades dentro de los cuadros de dirigencia del partido. Reconocer que la manera de incorporar a las mujeres pasó de ser una dadiva, a ser un derecho que debe ser atendido de manera puntual y estricta, sin simulaciones.

Es por ello que en este número especial en voz alta se ocupó de recoger el análisis y opiniones de cinco mujeres, quiénes desde su ardua contribución al movimiento, partido y gobierno, hoy sostienen su plena convicción por renovar al país. Son cuatro legisladoras y una académica quienes nos comparten su voz y se manifiestan desde el ángulo femenino, no sin antes recordarnos que de los temas que nos conciernen “la agenda de las mujeres es la agenda del país”.

Diputada Rocío del Pilar Villarauz Martínez
Diputada Erika Vanessa del Castillo Ibarra
Diputada Xóchitl Nashielly Zagal Ramírez
Diputada Zenaida Salvador Brígido
Profesora Nina Torres Baños